‘Atraso Menstrual’ versus el oficio de las Cigüeñas

elhorizontedelcrepúsculoDe un buen tiempo a esta parte ha aumentado de manera descarada unos cartelitos que en los postes de mi barrio anuncian: “Atrazo Menstrual —” junto a un número de celular.

En primer lugar habría que corregir la palabra “atrazo” por ‘atraso’ lo que evidencia el ‘atraso mental y moral’ de los sujetos que colocan dichos cartelitos.

Me declaro una mortal más en contra del aborto, en primer lugar porque la palabrita misma me produce una asfixiante sensación de frustración; en la única frase en la que conjugaría bien es en “abortar el mal y derivados” para lo demás resulta cruel.

Lo cierto es que más allá de las palabras y eufemismos, hay una alarmante realidad. Las personas somos tan libres que tenemos libertad hasta para obrar mal, eso es indiscutible; sin embargo, hay que aceptar lo que está mal y no pretender acallar las conciencias discutiendo sobre la inmortalidad del cerdo, pretendiendo infructuosamente hacer creer que todo lo que uno hace está bien, en nombre de una libertad inmerecida.

Mas en todo esto el problema de fondo es que a medida que la extraña ‘enfermedad’ de los presuntos ‘atrasos menstruales’ avanza, se ve perjudicada la labor de las cigüeñas que ya ni en París ni en ningún otro lado encuentran niños para llevarlos a sus hogares. Me explico, llamo cariñosamente ‘cigüeñas’ a las madres y a los padres que gustosamente aceptarían en el seno de sus hogares a niños que otros no quieren tener; e intento ser más clara: Presumo que los abortos sean la causa de que muchos no encuentren niños para adoptar. Algunos se engañan pensando en que dar en adopción a un niño es más cruel que abortarlo o tenerlo en malas condiciones.

Qué ideal sería el país aquel en el que el Gobierno instara a las mujeres a que entreguen a sus hijos no deseados en adopción, protegiéndolas durante los nueve meses de embarazo, evitando así que aborten.

Anuncios

Acerca de Mercedes M. Sarapura S.

Nací en Tarma/Perú en 1977, soy comunicadora social con estudios de maestría en Comunicación y Cultura. Me dedico a la docencia universitaria y últimamente al periodismo radial. La Literatura es uno de los grandes amores de mi vida, he escrito alguna novela inédita, cuentos infantiles y artículos de opinión que intento canalizar en este espacio que alterna entre la ficción y la no ficción.
Esta entrada fue publicada en Familia/Maternidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s