El dilema de la mujer moderna: ¿Madre, esposa o profesional?

Mujer al Sol - Raúl Cañestro

Mujer al Sol – Raúl Cañestro

Hace un tiempo atrás escribí un post sobre las instrucciones para amar a un hombre, y quedó dicho que la única manera es el autoestima que cada mujer se debe a sí misma.
Ahora vuelvo al tema porque parte de la construcción de esa autoestima pasa por la realización profesional o personal de cada mujer; no obstante, este triunfo en lo social, está reflejando una crisis en el hogar, pues la mujer está faltando e incumpliendo tareas en este escenario. ¿Cómo encontrar el equilibrio?, ¿Cómo ser buenas en todo, además de lindas e impecables?, ¿será posible?

La mujer moderna vs el hogar
La mano que mece la cuna es la mano que gobierna al mundo sentencia la frase del poeta norteamericano William Ross Wallace y en la misma línea de pensamiento, otra frase casi cotidiana sustenta la del poeta, aquella que dice que detrás de un gran hombre hay una gran mujer.
Según estudios de Rolando Arellano, actualmente en el Perú existen seis Estilos de Vida; en la página 100 de una de sus interesantes publicaciones “Al medio hay sitio”, describe las características de cada uno de esos estilos de vida. De todos ellos sólo los Adaptados y las Conservadoras son los que sienten especial interés por el hogar.
Los Adaptados conforman el 20% de la población y son aquellos –la mayoría hombres- que respetan la tradición, son adversos al riesgo, están informados, se interesan por la familia y los amigos, les interesa mucho su status en la sociedad, etc. Asimismo, se observa que la mayoría pertenece al nivel socioeconómico C.
Por otro lado, están las Conservadoras, que conforman el 19% de la población, la mayoría son mujeres pertenecientes al nivel socioeconómico D y son aquellas tradicionalistas cuyo interés central es el bienestar de la familia, buscadoras de nutrición, no se interesan mucho por la imagen y más bien son ahorradoras y machistas.l
Si sumamos los porcentajes de Adaptados y Conservadoras, encontraremos que sólo el 39% de la población se siente especialmente enfocada en atender el hogar y es importante observar que son sectores de los menos favorecidos. ( C y D).
En contraste a las Conservadoras está el Estilo de Vida de las Modernas, cuya mayoría son mujeres (éste estilo de vida y el de las Conservadoras, son los únicos en los que la mayoría son mujeres), que conforman el 27% de la población y se destacan por preocuparse por su imagen, por ser innovadoras y sobre todo porque el trabajo es su foco de realización además de ser líderes de opinión.
Si sumamos el porcentaje de Conservadoras y Modernas, encontraremos que la mayoría de mujeres son modernas y su foco de atención no es el hogar sino el trabajo.
Este valioso estudio de Rolando Arellano dice textualmente sobre la mujer Moderna: “Mujeres que trabajan y/o estudian, cuyo principal centro de atención no es el hogar. Buscan su realización personal como mujeres y como mamás”, entre otras cosas destaca que les preocupa su arreglo personal, reniegan del machismo y prefieren productos de marca y que les faciliten las tareas del hogar.
Tal y como dice la investigación de Arellano, el centro de atención de la mujer moderna no es el hogar, sino el trabajo; sin embargo, también quiere realizarse como madre; mientras que las llamadas mujeres conservadoras y menos exitosas, sí son las que están más enfocadas a la familia.

Cambio de prioridades
Entonces la pregunta es ¿cómo resolver la crucial disyuntiva en la que se encuentra la mujer actual entre su deseo de realización profesional y su deseo de realización maternal y afectiva?
La crisis de la familia y por tanto, de los valores humanos, encuentra una explicación en este pequeño análisis a partir del estudio de los Estilos de Vida realizados por Arellano.
La mujer no renuncia a su naturaleza en cuanto desea ser madre, pero sí la desplaza dando prioridad a otras áreas de la vida – como el escenario social – que demandan su participación y protagonismo.
Por auto exigencia, por presión social, por necesidad económica, por moda y sobre todo por ser un derecho la libertad de la que fue privada durante siglos la mujer, de ir en busca de sus sueños más allá del hogar, son miles las que salen de casa hoy para cumplir no sólo con un papel secundario sino protagónico en el escenario social.
Jefas, profesionales, gerentes, mujeres autónomas e independientes, loables, fieles en su realización de tareas encomiables, viven el drama, puertas a dentro, de no saber qué tiempo darles a sus hijos ni cómo educarlos.
Siendo este el panorama, se podría decir que la clave del desarrollo humano es la mujer, ya que no sólo es hábil e insustituible en las labores del hogar, sino que se despeña con natural eficiencia en las tareas fuera de casa.
Mujeres valientes, educadas, sensibles que viven felices de ver cumplidos sus proyectos profesionales, pero que llevan a cuestas la preocupación, la culpa y la duda frente a si su desempeño en el hogar es tan brillante como en su desempeño fuera de él.
¿Qué hacer frente a esto que resulta inevitable?, pues parece ser que el sistema actual en el que vivimos seguirá su curso y no podemos negar que la familia está atravesando por una gran crisis.
Aparentemente, todo apunta a que la única e indeseable salida es que las mujeres vuelvan a ser las amas de casa de antes y dejen otra vez el escenario social para los hombres. Pero, felizmente, es posible que exista una alternativa: Que ella cambie el orden de sus prioridades y acepte que si eligió casarse y tener niños, su primer foco de atención debe ser la familia. Recién a partir de este nuevo orden, devendrán buenos frutos como la buena disposición y empeño en compartir calidad de tiempo con sus hijos, marido y hogar.
De ningún modo la propuesta es radical, sino que aún siendo la jefa, empresaria o gerente sepa cuál es su prioridad.

Anuncios

Acerca de Mercedes M. Sarapura S.

Nací en Tarma/Perú en 1977, soy comunicadora social con estudios de maestría en Comunicación y Cultura. Me dedico a la docencia universitaria y últimamente al periodismo radial. La Literatura es uno de los grandes amores de mi vida, he escrito alguna novela inédita, cuentos infantiles y artículos de opinión que intento canalizar en este espacio que alterna entre la ficción y la no ficción.
Esta entrada fue publicada en Mujer y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a El dilema de la mujer moderna: ¿Madre, esposa o profesional?

  1. Muy buen articulo, estas ofreciendo tu mejor arsenal. Gracias por compartir este tipo de info.

  2. natalia dijo:

    Está bueno, siempre viene bien que alguien te recuerde todo esto, porque uno se mete en el mundo que te dice todo el tiempo lo contrario y entonces empesas a pensar que estas haciendo las cosas bien, hasta que te dan unos días de vacaciones, paras y mirás tu hogar y te das cuenta lo abandonado que lo tenes y que es lo más importante.. que uno tiene.

  3. mfantiMaria dijo:

    Me encantò tu artìculo El Dilema de la Mujer…tienes Twitter para seguirte. Tambièn soy comunicadora social y escribo cuentos para niños, me puedes seguir @marufanti o por elblogdemaru.com

  4. Eres maravillosa mi Mercedes…un beso capa, gracias por hacer las charla tan ámenas, love, love, love 🙂 🙂 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s