Fantasmas del egoísmo

Egoísmo - Felipe Einersen

Egoismo – Felipe Einersen

El ‘para siempre’ en este mundo de gerundios es recibido con sorna y ácido escepticismo, pues lo común es escuchar “estamos saliendo y a ver qué pasa”, “estamos conviviendo y a ver qué pasa”, etc.
Pero lo cierto es que el ‘para siempre’ existe aunque, claro, éste sólo se sostiene en un compromiso verdadero.
La madurez para adquirir compromisos, supongo que se adquiere o se va construyendo desde la infancia. El niño va formando el carácter y la personalidad en los juegos que realiza con sus amigos; sabe y reconoce las reglas del juego y reclama si no se cumplen, aprende la justicia, el orden, la negociación honesta, etc. Esto quiere decir que desde pequeños hemos sido diseñados para apostar por lo que queremos, pero no en una apuesta azarosa y sin reglas, sino dentro de un orden en el que hay que cumplir lo que se prometió y hacer lo que se propuso.
Esta regla que la sabemos de memoria para hacer negocios (aún cuando ahora confiar en la palabra de alguien no es suficiente pues antes ‘dar la palabra’ lo era todo y ponía a prueba el honor de quien la daba) también debe ser aplicada en las cuestiones del amor.
Es posible un ‘para siempre’, pero existe un gran obstáculo casi epidémico: el egoísmo; sí, el egoísmo que se transmite como una gripe crónica y cuya prevención está en manos de nadie.
El egoísmo es un ácaro cuyo hábitat es el confort y su alimento son las horas que el paciente dedica a buscar por todos lados cosas que lo satisfagan. Es muy competitivo, siempre está viendo el verdor del césped ajeno y su regla de oro es : “Primero yo, segundo yo y tercero yo”. Es tan compulsiva su necesidad de salirse con la suya que no respeta reglas y le fascina las trampas. Al egoísta le encanta rivalizar y sus afectos son posesivos porque ‘cosifica’ a las personas y si alguna le cansa se deshace de ella.
Este ácaro malvado consume el corazón de la persona hasta dejarlo tan exprimido como una lima dulce.
La doctora Mariela García, miembro del grupo promotor del Instituto de Ciencias para la Familia, sostiene que el egoísmo es el mayor peligro de la vida conyugal (y por tanto del noviazgo) porque se nos ha vendido muy bien la receta de equiparar el amor con el bienestar.
Los medios de comunicación y el nuevo orden en el que vivimos nos embotan los cinco sentidos con el mensaje de que el amor es placer y placer táctil, olfativo, ocular, auditivo y hasta gustativo, sin dejar apenas lugar para la razón y la voluntad a través de los cuales conectamos con nuestra esencia, con lo espiritual.
Ese mensaje es el hábitat perfecto en el que nace y crece el egoísmo, pues las personas comienzan una carrera maratónica con tal de conseguir lo que quieren (aun cuando puede ser bueno) sin respetar nada, haciendo trampas y rompiendo compromisos.
Como comunicadora que piensa, toma la realidad y la canaliza con palabras, sencillamente desde el sentido común, puedo concluir a partir de lo dicho, que es posible un compromiso definitivo con otra persona, pero con la que elegimos no sólo con los sentidos sino con algo que está más allá de ellos: Con la razón, el corazón y la voluntad; pues es posible, contrariamente a lo que se cree, que al fondo del corazón de una persona no sólo se llegue a través de los sentidos sino, mejor aún, a través de la razón.

Anuncios

Acerca de Mercedes M. Sarapura S.

Nací en Tarma/Perú en 1977, soy comunicadora social con estudios de maestría en Comunicación y Cultura. Me dedico a la docencia universitaria y últimamente al periodismo radial. La Literatura es uno de los grandes amores de mi vida, he escrito alguna novela inédita, cuentos infantiles y artículos de opinión que intento canalizar en este espacio que alterna entre la ficción y la no ficción.
Esta entrada fue publicada en Vida y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s