Cuestión de espacios

Espacios y tiempos - José Carlos González Herrera

Espacios y tiempos – José Carlos González Herrera

Se dice siempre que un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar pero ¿Qué hacer cuando se reducen los espacios?, ahí en la madriguera donde se habita y en el corazón y en la memoria. Ayer retumbaba en mi ventana la música puesta a todo volumen que venía de un auto. Bajé para decirles que existo y si podrían bajarlo, pero estaban un metro más allá y pensé que sería imposible demostrar que su música hacía vibrar mi ventana. Me volví frustrada pero, por suerte, en veinte minutos se habían marchado.

Hoy hay una continua invasión de espacios, quizá por egoísmo y por necesidad, porque es cada vez más desesperante la ansiedad de aferrarse a un ‘bienestar’ escurridizo en medio de una vida llena de agobios. Lo difícil está en cómo demostrar esas invasiones frecuentes e imperceptibles.

Se invade con los sonidos y también con los silencios, cuando el viento frío de la indiferencia asfixia toda posibilidad de comunicación con quienes se tiene cerca; y es cuando en el estrecho espacio que se ocupa ya no hay donde poner el grito ni el gemido.

Estas cosas, claro, se arreglan con unas cuantas normas de convivencia y con mucho de calor humano, llámese empatía (ponerse en el lugar del otro) o sencillamente, buen corazón; pero siendo la realidad como es, tampoco deja de ser importante aprovechar esas cosas para  aprender a vivir con un poco de incomodidad, como con la mirada ajena puesta en uno y en lo que se está haciendo, porque por ahí viene el ejercicio de la tolerancia y la discreción.

En tiempos de guerra o de pobreza extrema la intimidad sí que se pierde totalmente, se diluye como azúcar en el agua, y con ella la dignidad humana. No hay lugar dónde inclinar la cabeza y todo queda anclado sólo al interior del cuerpo, como en el caso de aquella mujer del documental Los últimos días (1998), que presenta el testimonio de cinco sobrevivientes de la II Guerra Mundial. La mujer contaba que tuvo que guardar en su boca unos diamantes que su madre le había dado para que los use en caso de necesidad, pero que al final, en medio de la desesperación, no tuvo más remedio que tragárselos cuando vio que  revisaban hasta los dientes.

En Comunicaciones nos enseñan de prosémica, tema que siempre me produjo particular fascinación; y de comunicación no verbal, un terreno del todo misterioso y en el que cobra sentido eso de ‘la burbuja personal’; y se estudia también esa difícil habilidad comunicativa de ‘ponerse en los zapatos del otro’, que es la definición de empatía. ¿Será que lo de aquella mujer se suele repetir más frecuentemente de lo que creemos?, cuántas veces se ha de tragar  palabras y sentimientos para no invadir al prójimo y cuántas otras, se hace exactamente lo contrario para invadirlos y desvalijarlos.

¿Qué haríamos sin el tiempo?, probablemente, vivir la eternidad; pero, ¿qué haríamos sin espacio, sin un lugar donde poner los pensamientos, los recuerdos, los sentimientos, las palabras, las cosas? Acaso dejarnos morir o sencillamente acostumbrarnos a un entorno menos humano.

Anuncios

Acerca de Mercedes M. Sarapura S.

Nací en Tarma/Perú en 1977, soy comunicadora social con estudios de maestría en Comunicación y Cultura. Me dedico a la docencia universitaria y últimamente al periodismo radial. La Literatura es uno de los grandes amores de mi vida, he escrito alguna novela inédita, cuentos infantiles y artículos de opinión que intento canalizar en este espacio que alterna entre la ficción y la no ficción.
Esta entrada fue publicada en Vida. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s