Con lo que llenamos las horas

Fin de jornada - Francisco Gutierrez

Fin de jornada – Francisco Gutierrez

¿Trabaja?, pregunta la doctora. No, soy ama de casa, contesta ella. La doctora insatisfecha vuelve a preguntar ¿cómo llena usted las horas? La mujer sonríe y dice que con las tareas del hogar. Señora mía, interrumpe la médica, usted trabaja.

Muy mala la hora en que se asoció el trabajo con la retribución (económica), de tal modo, que todo parece indicar que sólo trabajan quienes cobran un sueldo a fin de mes, aunque éste sea indigno y mal compensado.

El origen del trabajo es bíblico y nació con nuestra primera ‘metida de pata’ pero no el día en que se inventó el trueque ni cuando se imprimieron los primeros billetes de dólares, soles o euros. El trabajo, que existe desde que el hombre fue puesto sobre la faz de la Tierra,  es toda ocupación retribuida según el diccionario de la Real Academia de la Lengua, pero también añade que es toda actividad que se realiza con esfuerzo. Es decir, todo aquello que exige de nosotros una inversión de tiempo y energía, por lo que su carácter remunerativo podría quedar en segundo lugar.

La escritora española Rosa Montero decía que eso que hacemos cada hora es lo que nos define. No somos lo que estudiamos ni lo que creemos o queremos ser ni lo que pensamos hacer, somos eso que ocupa las horas de nuestra vida en el tiempo presente y es lo que a fin de cuentas, va tallando nuestra existencia.

Desde ordenar el dormitorio, los útiles del escritorio hasta regar las plantas o cocinar la comida, vamos obrando día a día y es a través de esas obras como nos damos a conocer; pero hay algo más, la prisa nos lleva a olvidar que el trabajo es medio y no fin, es decir, que se trabaja para vivir y no se vive para trabajar, pues así como sucede con el amor, en nombre del trabajo se han roto hogares, se han contraído enfermedades y han ocurrido mil calamidades.

No se equivoca quien afirma que el trabajo es un campo donde ejercer virtudes como la responsabilidad, el talento, la inspiración, la paciencia, el liderazgo, el servicio y que no solo es esa pista de egos en competencia, como se lo ve hoy.

Ahora, por ejemplo, se confunde mucho la laboriosidad con el activismo desmedido que en realidad no produce nada; propio de aquel que va de un lado a otro con cinco celulares en los bolsillos, sin una agenda ordenada ni objetivos concretos pero que desgasta energía en moverse como se mueve una aguja sin hilo. La laboriosidad, en cambio, es trabajar con más intensidad y terminar antes, no así desbordarse del horario quedándose hasta tarde en la oficina o llevando tarea pendiente a casa, lo que se reduce a un triste e improductivo desorden.

Las abuelas de antaño era amas de casa a tiempo completo remuneradas solo con el buen amor de sus maridos (salvo excepciones, claro) y con el cariño de sus hijos. Estrellas de la cocina, catedráticas del orden y la limpieza, maestras de jardinería; quien les hubiera dicho que no trabajaban o que no tenían con qué llenar sus horas. Los artistas son los otros, que como las abuelas de antaño, trabajan con el fuego de sus venas y el furor de sus entrañas, materializando el soplo de sus espíritus en canto, música, dibujo, poesía y danza.

¿Trabaja?, pregunta a otra paciente la doctora. Soy economista, pero no ejerzo, responde la mujer.

Anuncios

Acerca de Mercedes M. Sarapura S.

Nací en Tarma/Perú en 1977, soy comunicadora social con estudios de maestría en Comunicación y Cultura. Me dedico a la docencia universitaria y últimamente al periodismo radial. La Literatura es uno de los grandes amores de mi vida, he escrito alguna novela inédita, cuentos infantiles y artículos de opinión que intento canalizar en este espacio que alterna entre la ficción y la no ficción.
Esta entrada fue publicada en Vida y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s