Instrucciones para amar a un hombre (tercera parte)

El paso del tiempo - Alicia Norma Anselmi

El paso del tiempo – Alicia Norma Anselmi

Cuando Adán y Eva fueron expulsados del Paraíso, probablemente Dios los despidió dándoles un manual de instrucciones porque sabía que lo iban a necesitar. Un manual dónde se explicaría el correcto ‘funcionamiento’ del hombre según esa pieza tan importante llamada amor. Pero en medio del extravío y desamparo, perdieron el manual y Dios, Paciente como siempre, lo volvió a dar  a Moisés, pero esta vez le hizo escribir sobre una piedra para que no se pierda más, y le puso de título Mandamientos y así es como la humanidad ha avanzado, aunque a duras penas y luchas, a través del Tiempo.

Encuentro muy divertido que el post más visitado de este sitio siga siendo instrucciones para amar a un hombre y me sorprende la cantidad de personas, sin duda mujeres, la mayoría, que andan buscando caminos y formas para amar más y mejor. Una vez que se consigue un chico parece que la pregunta es ¿cómo se usa?

Igualmente curioso es el hecho de que aunque no haya descubierto fórmula alguna como para convertirme en un nuevo gurú de ‘autoayuda’ ni mucho menos, la gente lee lo que ciertamente ya conoce, pero que al volver a leer le sabe siempre a novedad; éste es un rasgo humano muy simpático, pues revela que somos como niños aprendices gustosos de la lección que recibimos. Nunca mejor dicho: en la repetición está el gusto y está también, la lección aprendida.

Lo que he hecho sin querer y queriendo, siendo libre y calculando, es trasmitir lo que recibo con entusiasmo, pues las instrucciones para amar las han dado a lo largo de la Historia los filósofos y místicos que en el mundo han sido, unos mejor que otros, pero la verdad es que nadie ha dado ni dará mejores instrucciones para amar que Jesús de Nazareth, y Él fundamentalmente, así como los místicos y filósofos que le hacen eco, son mi fuente predilecta.

Ahora bien, volviendo a la cuestión de las instrucciones y del ¿cómo amar?. San Agustín dice Ama y haz lo que quieras, dando por sentado que sabemos lo que es realmente el amor; pero de no ser así llevarse por ese sabio consejo conduce inexorablemente a las más desastrosas circunstancias, como es lo que parece que está pasando, pues se habla tanto de libertad, democracia y tolerancia que ese haz lo que quieras, resulta apetitoso cuando no la mejor excusa para encubrir oscuros egoísmos.

Hace poco leía un artículo de la encantadora Ángeles Mastretta, donde mencionaba la frase del santo y decía comentando el libro de una psicoanalista sobre la relación madre – hijo, que aunque así lo dijera san Agustín, todo pareciera indicar lo contrario Ama y no hagas lo que quieras, porque nuestro amor es imperfecto y por imperfecto errático e inconstante. Mudamos de amores como mudamos de ropa.

10 mandamientos - José E. Delgado

10 mandamientos – José E. Delgado Sotelo

Es un lamentable hecho que haya tantas formas de amar y de definir el amor como personas hay en el mundo y meses en el calendario. Desde las más santas y auténticas hasta las más enfermizas y diabólicas. Por supuesto, nada de esto tiene que ver con el amor.

Podría decirse que el amor existe desde siempre y que el hombre vino de él, porque no se tarda en llegar a la conclusión de que la humanidad no se explica sin el Amor.

Ahora bien, eso de ‘a un hombre’ lo inventé yo, quizá con el afán de experimentar en la web y comprobar cuánta gente anda tras esta pesquisa existencial, tras la forma de amor erótico, que es el tipo de amor más buscado,  más ‘vendedor’ o ‘marquetero’ entre los amores. Pero  una vez que partí de ese amor en particular me fui introduciendo en el mundo del mismo Amor, como un todo, porque es a partir de él que sólo entonces sabremos amar a un hombre, a un gato o a los árboles. De otro modo, imposible.

Entiéndase entonces, instrucciones para amar a un hombre, como instrucción para amar a un ser humano de tal modo que no queden fuera ni las mujeres ni los demás amores.

Considero que las respuestas y las instrucciones se van dando a lo largo de cada post –sobre todo los de Espiritualidad- y es que no son respuestas ni instrucciones inventadas por mí, sino las que voy recolectando a lo largo de mi viaje por la vida y que me resultan imposible no compartir.

Anuncios

Acerca de Mercedes M. Sarapura S.

Nací en Tarma/Perú en 1977, soy comunicadora social con estudios de maestría en Comunicación y Cultura. Me dedico a la docencia universitaria y últimamente al periodismo radial. La Literatura es uno de los grandes amores de mi vida, he escrito alguna novela inédita, cuentos infantiles y artículos de opinión que intento canalizar en este espacio que alterna entre la ficción y la no ficción.
Esta entrada fue publicada en Amor/Relaciones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s