Divino tesoro

Amics - Esperanza García Martínez

Amics – Esperanza García Martínez

Nunca estoy lista para hablar de la amistad, puedo cavilar una y mil veces sobre el amor  puedo decir, por ejemplo, que el orgullo en el amor es vano e inútil, que es perder el tiempo, pero no así sobre los componentes de la amistad, porque lo que diga al respecto siempre será insuficiente.

Será que en el fondo, el amor me parece imperfecto, porque se lo suele reducir a una moneda corriente que pasa de corazón en corazón arruinado por los toqueteos de infidelidades y promesas incumplidas y que como un  vendaval  pasa arrasando con todo y dejando corazones rotos. En cambio la amistad, es un divino tesoro.

Ha habido en el mundo almas que han tenido amantes, han vivido todas las historias de amor posibles, pero que no han conocido nunca la amistad.

Los amores, en el fondo, pueden ser un duelo, una competencia de poderes, una excusa para reafirmar el propio ego sin importar las víctimas que esto cobre. Está claro que hablo de ese afecto entre un hombre y una mujer, que masiva y nocivamente  llaman amor pero que en el fondo, de amor auténtico, tiene poco. Se sabe que el amor nunca hace llorar, sin embargo, las canciones románticas son como bombones lacrimógenos que hablan de sufrimientos, de traiciones, de desencuentros, hablan en realidad, de un amor roto, fracturado en sí mismo, fracturado hace milenios. El más imperfecto.

La amistad también se rompe, salvo en el Paraíso; pero qué duda cabe de que es más resistente, más cómoda y al mismo tiempo, más sacrificada. Está más dispuesta a ceder y no le importa hacer el ridículo en defensa del amigo. No reclama la ingratitud, espera siempre y es fiel. Con ella se experimenta esa comunión que todos buscamos hasta debajo de las piedras. Ese ser dos en uno. Mi amigo es una extensión de mi ser, tú eres yo y yo soy tú.

El amor es a la narrativa como la amistad, a la poesía. Más exquisita y fina. Un privilegio.

He tenido la bendita suerte de contar con un puñado de amigas con las que desde hace años ya, vivimos un tipo de hermandad. Ni la distancia, ni los enojos, ni ciertas incompatibilidades, ni los años han desgastado nuestra relación sino más bien la han nutrido y fortalecido. Incluso, esa hermandad se ha visto extendida hasta nuestras familias.

Mis amigas

Mis amigas

Amistad ¿quién se atreve a hablar de ella? Un asidero para los vencidos, morada para los caídos, un bálsamo bendito e inmerecido.

Luego de trece años de haberse ido del país para hacer de Italia su nuevo mundo y su patria, mi pequeña Torbellino vino con el amor de su vida para que conozca sus raíces. Esta noche estuve con ellos y los amigos de colegio de mi pequeña Torbellino. Antes, pasé por su casa y entre los momentos compartidos encontré que la quería más que siempre. Ardorosa y fuerte como un volcán huracanado tiene esa mezcla de vulnerabilidad y fortaleza -de niña y capitana-  que no cesa de despertar sorpresa y admiración. Su espíritu fulgurante y tierno tiene el magnetismo adorable del más primoroso sentimiento.

He pasado tiempo, también, conversando con Danilo, su esposo, y lo encuentro afín, como si lo conociera de toda la vida porque entre otras razones llevo siendo sua amica por internet desde que se casaron.

Será que a pesar de los años, hemos cuidado de no perder al niño que llevamos dentro, será que nuestros espíritus infantiles juegan a la ronda tomados de las manitas por encima de los pesares y es que acaso el secreto de la verdadera amistad sea el de no haber dejado de ser niños nunca.

Anuncios

Acerca de Mercedes M. Sarapura S.

Nací en Tarma/Perú en 1977, soy comunicadora social con estudios de maestría en Comunicación y Cultura. Me dedico a la docencia universitaria y últimamente al periodismo radial. La Literatura es uno de los grandes amores de mi vida, he escrito alguna novela inédita, cuentos infantiles y artículos de opinión que intento canalizar en este espacio que alterna entre la ficción y la no ficción.
Esta entrada fue publicada en Vida, Vivencias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s