Mujeres sin miedo

Costanza Miriano

Costanza Miriano

Lo mejor que encontré para entender el tema de la sumisión femenina fue una entrevista que me envió mi amigo el padre Horacio Bojorge hecha a una periodista italiana, Costanza Miriano, autora del libro “Casada y sumisa: Práctica extrema para mujeres sin miedo”.

Según decía la entrevista el libro fue una best seller el 2011, que ha pasado de mano en mano entre las mujeres italianas ayudándoles a encontrar viada en su relación de esposas.  Y sí, encontré pistas muy claras para entender esa cualidad femenina de la sumisión. Sí, sumisión, una palabra indeseada pero cuya significación profunda puede cambiar nuestras vidas.

Miriano dice que la sumisión es ese “servicio al que está llamada toda mujer; el hombre está llamado a servir de otra manera: debe de estar listo para morir por su esposa”.

En el camino de la emancipación femenina la mujer ha perdido su propia identidad, ese ‘genio femenino’, como lo llama Karol Wojtyla en su encíclica Mulieris Dignitatem.

Ahora bien, aquí viene lo más interesante: ¿En qué consiste ese servicio? No sé si todas somos conscientes de que nos gusta controlar, tener el control y resguardo de las cosas en las diversas áreas de nuestra vida, en el trabajo, en la casa, sobre los hijos o demás seres queridos. Nos gusta proteger, sobreproteger, cuidar, resguardar hasta preocuparnos. Bien, la sumisión sería lo contrario a eso que comenzó como virtud: el ser responsable y terminó en defecto por irse al extremo: Controlar y por ende, manipular; manipular al marido, a los hijos, etc.

La sumisión es contraria a esa manía que tenemos las mujeres de tener la última palabra. Ser sumisa es estar por debajo para ser el apoyo de la familia y de los más débiles.

Y más aún, la sumisión es esa capacidad de unir a las personas ya que el amor de la mujer es más altruista por lo que ella lleva al hombre a salir de sí. Esto, dice Costanza Miriano, se puede ver reflejado incluso en la unión física: La mujer recibe y el hombre sale de sí.

Por otro lado, la autora enfatiza en que el amor no es un sentimiento, es una decisión que debe ser asumida durante toda la vida luchando por descubrir la belleza inimaginable de la vida cotidiana. “Quien salta de una historia a otra y no tiene el coraje de subir las cuestas, no puede ni soñar lo que es posible”, afirma y concluye: “Sin Dios es imposible pensar en algo que sea para siempre”.

Antes que sumisión quise llamarlo amor estratégico, establecer la diferencia entre sumisión y obediencia, pero no; Costanza Miriano insistió en la palabra sumisión porque la tomó fielmente de la controvertida frase de san Pablo a los Efesios en la que el apóstol habla de sujeción de las mujeres a sus maridos.

Hasta aquí algo más sobre el tema de la obediencia femenina y por supuesto la recomendación del libro, no sé si estará traducido al español, esperemos que sí; mientras tanto haciendo guardia a que salga la primera edición de su siguiente libro en el que tratará sobre la segunda parte del mandato de san Pablo: Esposos amen a sus esposas. Los hombres tienden al egoísmo, dice la autora, por eso para ellos el llamado es al heroísmo.

costanza-miriano-en-misic3b3n-23.pdf

Anuncios

Acerca de Mercedes M. Sarapura S.

Nací en Tarma/Perú en 1977, soy comunicadora social con estudios de maestría en Comunicación y Cultura. Me dedico a la docencia universitaria y últimamente al periodismo radial. La Literatura es uno de los grandes amores de mi vida, he escrito alguna novela inédita, cuentos infantiles y artículos de opinión que intento canalizar en este espacio que alterna entre la ficción y la no ficción.
Esta entrada fue publicada en Mujer y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s