Perú: Amenazados por un cataclismo

Terremoto en Crimea - Kusma Petrov - Vodkin

Terremoto en Crimea – Kusma Petrov – Vodkin

Nos han dicho que nos vamos a morir mañana viernes 21. Bueno, no exactamente, pero habrá un terremoto en Perú, nos lo han advertido el par de señoras rusas. ¿Qué hacer? Pero la advertencia estaba dada ya por los científicos desde hace algún tiempo: Habrá un terremoto en Perú pero no se sabe cuándo. Lo que  han hecho ellas es ponerle fecha: 21 de septiembre.

Me pregunto si quedaremos catapultados como Pompeya, probablemente sí, ya sea mañana o cuando ocurra. Lo más probable es que no sea mañana, pero lo cierto es que será.

¿Estamos preparados? No, todavía no he preparado mi mochila con primeros auxilios, en la que debe haber: una linterna con pilas, una radio portátil, un silbato, una agenda con teléfonos de emergencia, útiles para escribir, plumón grueso, bolsas de plástico resistente, cuchilla multiuso, guantes de trabajo, cuerda de poliéster, encendedor, plástico para piso o techo, mascarilla, petate (alfombra de paja o tela), cinta adhesiva multiusos. Así como gel antibacterial, papel higiénico, toallas de mano y cara, botiquín de primeros auxilios, comida enlatada, galletas de agua, agua embotellada, chocolate en barra, manta polar, pantuflas, dinero en monedas. Y así como yo seguramente somos miles los que no hemos hecho esto.

O sea que en ese sentido no estamos preparados; produce mucha gracia y es un juego virtual la manera en que ha corrido la noticia a través de las redes. Como dice el experto en tecnología de medios Eduardo Villanueva, la gente no lo toma en serio y juega con la idea y es que claro, no es para tomarlo en serio aunque sirve, a mí me sirve, para preguntarme cuán preparada estoy para afrontar en cualquier momento una catástrofe como esa.

Un terremoto no tiene que ser sinónimo de muerte, pero es obvio que la probabilidad de morir en esas circunstancias es alta para cualquiera por lo que la siguiente cuestión irrevocable es: ¿Cuán preparados estamos para morir? Mientras vivimos, somos jóvenes y existimos nos sentimos inmortales.

Pocas veces somos conscientes de la propia muerte, no se quiere hablar del tema, se corta de inmediato con un “no seas pesimista”. Es que hablar del tabú de la muerte no es pesimismo sino ser realista; además que la muerte  no es el fin de todo.

Bueno, de cualquier modo que sirvan estas noticias que cunden el pánico de cuando en cuando para prepararnos, hacer la mochila, perdonar a todos, estar en paz con todos, dejar las cosas en orden y sobre todo: saber dónde pararnos y cómo comportarnos en el momento del sismo. Yo soy nerviosa, grito y salgo caminando con muchas  ganas de correr; pero no, sé que no es lo que se debe hacer pero ahora, gracias a las simpáticas señoras rusas yo me ocuparé más de este asunto pues no sea que me pase como a la gente en los tiempos de Noé.

La página de Defensa Civil: prevencion.php?item=MQ==

Anuncios

Acerca de Mercedes M. Sarapura S.

Nací en Tarma/Perú en 1977, soy comunicadora social con estudios de maestría en Comunicación y Cultura. Me dedico a la docencia universitaria y últimamente al periodismo radial. La Literatura es uno de los grandes amores de mi vida, he escrito alguna novela inédita, cuentos infantiles y artículos de opinión que intento canalizar en este espacio que alterna entre la ficción y la no ficción.
Esta entrada fue publicada en Comunicación/Sociedad y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s