!Rompe la piñata!

Dale, dale, dale a la piñata... en Navidad - Elizabeth Garces

Dale, dale, dale a la piñata… en Navidad – Elizabeth Garces

¿Por qué será que a veces las personas se resisten a recibir las bendiciones?, “No, que para qué quiero yo si estoy a un paso de la sepultura”, dice uno, “No que mucho gasto ni que fuéramos ricos”, dice otro, “No, que tengo responsabilidades que no puedo abandonar” y más aún tratándose de personas ya grandes que durante toda la vida se la pasaron dando y trabajando y cuidando de los demás. Cualquier gusto, regalo u oportunidad de esparcimiento les parece un lujo inmerecido, un despilfarro. No niegan ya desde la humildad sino desde la impaciencia, no se quieren dejar querer.

Me parece que es el tipo de generosidad extrema que deviene ya en defecto, todo para los demás, nada, nada, nada para mí… pero es un nada castigador, de quien se lo impone como un ‘auto castigo’ porque se siente su amargura… ya que si vendría de la humildad se sentiría la paz.

Propongo aceptar todo lo bueno que nos dé la vida el año nuevo y siempre, porque para las cosas difíciles ella no nos pide permiso. Si llega la enfermedad hay que recibirla, si viene la carencia de dinero hay que recibirla, por qué entonces no aceptar las cosas buenas que nos quiere dar. A veces el verdadero ‘dar’ está en recibir… recibir los mimos que la vida nos quiere propinar, recibir las oportunidades.

Jesús derrama muchísimas gracias sobre nosotros y de ellas sólo aprovechamos algunas por falta de fe, por adormecimiento interior, por vivir demasiados atolondrados con los menesteres del diario vivir.

Mi cuñada tiene ocho años de matrimonio y no puede tener niños hace dos días le decía: el 2013 proponte adoptar, busca los medios; en medio de sus temores y dudas se iba animando. Aprovecha ahora que ya pasaron ocho años, le insistía; la vida le sigue dando la oportunidad. Mientras haya vida hay esperanza, decía mi abuelita; y siempre hay vida, ¡qué bello es Dios! Hasta después de la muerte (si se va al Cielo).

Cuando era chiquita el momento culminante de una fiesta de cumpleaños era la hora de romper la piñata, qué adrenalina, nos vendaban los ojos y nos daban unas vueltas y con el mazo en mano había que dar de golpes al muñeco que colgaba del techo hasta que reventara y así todos teníamos turno hasta que la piñata no podía más y se rompía cayendo de su interior decenas se sorpresitas, juguetitos pequeños y dulces. ¡Cómo llovían los regalos! Y todos tirados al suelo tratando de capturar la mayor cantidad de dulces y juguetes, sospecho que así es la vida y así con los dones de Dios, sólo que algunos se quedan con los ojos vendados hasta cuando los regalos caen de la piñata y no ven, no quieren ver.

La clave de la auténtica felicidad está en recibir más que en dar aunque suene extraño lo que digo. Sí, recibir de Dios, recibirlo a Él y todo, todo lo que nos da porque nosotros somos nada y estamos vacíos y ya cuando recibimos recién entonces comienza a tener sentido eso de dar, el desprendimiento y la generosidad. !Rompamos la piñata de los dones que Dios nos quiere dar este año Nuevo!

 

 

Anuncios

Acerca de Mercedes M. Sarapura S.

Nací en Tarma/Perú en 1977, soy comunicadora social con estudios de maestría en Comunicación y Cultura. Me dedico a la docencia universitaria y últimamente al periodismo radial. La Literatura es uno de los grandes amores de mi vida, he escrito alguna novela inédita, cuentos infantiles y artículos de opinión que intento canalizar en este espacio que alterna entre la ficción y la no ficción.
Esta entrada fue publicada en Vida y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a !Rompe la piñata!

  1. Liliana dijo:

    Ay Mercedes como me gusto tu escrito, me emociona leerlos!!!
    !Rompamos la piñata de los dones que Dios nos quiere dar este año Nuevo!….que bellezaaaa!!!!
    Lo voy a tener muy en cuenta sabes?, lo bueno es que empece temprano con tu blog, para mi es una bendicion!!!.

    Feliz ano preciosa Mercedes, las palabras sobran, pues se que sabes recoger lo mejor de la pinata sea bueno o no muy bueno.
    Feliz ano a todo tu entorno,siguelo llenando de AMOR de AMOR a DIOS.

    Un beso y millll bendiciones.

  2. !!Liliana, gracias!! También un abrazo grande para ti y mil bendiciones para todos tus seres queridos!!… Cierto lo que escribí al final me hizo gracia porque no pensé que saldría así y es más, hasta la imagen la encontré al toque jaja, Qué buen que te gustó, gracias Dios!! Un abrazo!! 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s