Juego de amor

Fuente inagotable - Rossana Spalazzi

Fuente inagotable – Rossana Spalazzi

Todo el cantar de los cantares es un juego amoroso de idas y venidas, sostiene el padre Villarroel, y esto es lo que pasa en la vida espiritual. Él no siempre se presenta de la misma forma o nosotros no lo captamos de la misma forma. Es un juego de fe y de esperar contra toda esperanza.

Capítulo 5, versículo 6 del Cantar: Abrí a mi Amado pero mi Amado se había ido de largo, el alma se me salió a su huída, le busqué y no le hallé, le llamé y no me respondió.

La oración no es conjuro ni hechicería por eso no se nos concede todo lo que pedimos, de ser así la oración sería gracia barata, nos explica. A partir de esto entiendo el sentido de las cosas en cuanto a lo que pedimos. Lo que importa en todo orden es la salvación, el estado de nuestra alma en el más allá. De ahí que se echa por tierra todo otro tipo de entendimiento mágico y más simple del Universo y nuestros deseos. La realidad es más compleja y menos ‘generosa’ de lo que algunos creen, pues no todo lo que deseamos se nos da y no por falta de fe o de buena suerte, sino porque no nos conviene o conviene más tarde, y esto no disminuye en nada la fe que mueve montañas ni el poder de la Misericordia Infinita de Nuestro Señor que puede hacerlo todo.

Siguiendo con el capítulo 5,6 el padre Villarroel explica que Jesús viene cuando cree que debe venir y se acerca cuando cree que se debe acercar. “A Dios no se le abre la puerta… nadie puede hacerlo; el Espíritu Santo es el que quiebra el cerrojo y quebranta la sordera”. Él es el que puede llegar, nosotros no podemos nada. Sólo debemos estar atentos.

Ella abrió y no lo encontró… será porque tenía que salir más de sí misma… y cuanto más se lo busca tanto más huye y se esconde. Dios se marcha porque corresponde a cada uno desear en oscuridad aquello que se le va a dar pero que se le va a dar más tarde.

Gran parte de la vida transcurre en fe y la fe es pobre porque se basa en lo que no se ve, en la árida oscuridad del camino y resulta difícil cuando se está  acostumbrado a gloriarse en la fachada, en lo que se ve, en los brillos y en las apariencias.

Según santo Tomás de Aquino la única prueba de las cosas de fe son los signos de Dios; pero si no se basa la fe en los signos tanto mejor porque ella va creciendo en la oscuridad y esto es muchísimo más heroico. Jesús y la Virgen tuvieron que vivir esa fe en oscuridad, Él hasta el ¡Dios mío, Dios mío porqué me has abandonado!... Cuando queda sola la humanidad yéndose la experiencia interior y del espíritu es cuando viene el demonio a decir que todo ha sido una ilusión.

La mayor tentación que tuvo que tener La Virgen María, piensa el padre Villarroel, debió ser cuando prendieron a Jesús. ¿Será verdad lo que hemos vivido?, ¿será todo verdad?

Vivir de la fe es no sentir nada, no ver nada. La contemplación se da en la fe. El gran contemplativo no ve a Dios, crece en la fe. La contemplación es pobre, no se basa en el raciocinio, ni en las grandes ideas sobre Dios.

La contemplación germina deseos, esperanza, ganas de Dios, mueve el interior y no consiste en hablar a Dios sino en dejarnos decir cosas, dejar que Él hable. El método de Dios, en este caso, no es el de enriquecernos tremendamente con gracias extraordinarias como ocurrió a algunos místicos como santa Teresa de Jesús y no así a san Juan de la Cruz. No obstante, este santo hizo un comentario místico como ningún otro y no tuvo transverberaciones, ni impresión de las Llagas ni nada de eso.

Cuanto más pueda ser la fe en sequedad y oscuridad tanto mejor para el alma, nos dice el padre Jesús Villarroel.

En definitiva Él juega a las escondidas con el alma nuestra porque en el fondo lo importante es la conversión y la salvación; que el alma humana crea antes de ver, porque qué fácil es creer viendo o cuando ya se vio.

Serán por eso útiles los reveces en la vida y que no todo vaya en ella de viento en popa. El padre Fortea explica con respecto al exorcismo que lo que importa más allá de sacar el demonio del cuerpo del poseso es conseguir la conversión y salvación de éste. De ahí que para conseguir la gracias del exorcismo es menester que la persona libremente y por propia voluntad decida volver a Dios o acercarse más a Él. Si se parte de este hecho particular resulta más fácil comprender el sentido de otras circunstancias difíciles en la vida: Más importante que la sanación de un cáncer, más importante que el éxito en determinado proyecto, más importante que tener hijos para los que no pueden tenerlos, más importante que tener dinero y la lista seguirá hasta el infinito, es el ‘revés’, es decir, el triunfo que Dios quiere conseguir en nosotros: conversión y salvación. Será un problema de fondo y forma, nosotros vemos la forma, Él, el fondo.

Qué bello entender y descubrir que esta vida es el tiempo de prueba que se nos da para abrir los ojos con la fe, creer sin ver, sin sentir; y qué divertido saber que Él entabla un juego de amor con nosotros, de idas y venidas, de escondites y de expectativas nuestras jamás defraudadas.

Anuncios

Acerca de Mercedes M. Sarapura S.

Nací en Tarma/Perú en 1977, soy comunicadora social con estudios de maestría en Comunicación y Cultura. Me dedico a la docencia universitaria y últimamente al periodismo radial. La Literatura es uno de los grandes amores de mi vida, he escrito alguna novela inédita, cuentos infantiles y artículos de opinión que intento canalizar en este espacio que alterna entre la ficción y la no ficción.
Esta entrada fue publicada en Cantar de los Cantares y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Juego de amor

  1. Carolina dijo:

    Hola, aquí os dejo el enlace del sorteo de dos ejemplares de EL CANTAR DE LOS CANTARES, la traducción, interpretación y análisis que ha hecho Elisa Martín, con prólogo de GUSTAVO MARTÍN GARZO y en una cuidada edición ilustrada.
    http://www.creatividadliteraria.es/de-mi-amado-soy-y-el-mio-es/
    Espero que os interese. Un cordial saludo,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s