Con el alma desnuda

Las manos del alma en ocasiones - Gullermo Vuljevas

Las manos del alma en ocasiones – Gullermo Vuljevas

Comencé el día pensando en el minimalismo, sobre todo por su relación con un modo de vivir austero y ascético. Una de mis máximas favoritas es decir que algunos no saben que con mucho menos se puede ser feliz. Sobre todo ahí donde se mete la avaricia, la envida, la codicia y demás alimañas de la familia de los reptiles.

En mucho el estilo minimalista resulta elegante pero yendo más allá me gusta entender que lo es porque de modo alguno rasguña la verdad filosófica de que con poco se puede hacer belleza y encontrarla, se puede encontrar la felicidad y conocerla.

Pienso de inmediato en las experiencias de Víctor Frankl en el campo de concentración y cómo apenas a través de su desnuda corporalidad y de su libertad interior – su mayor tesoro- pudo y deseó sobrevivir. En una de sus líneas dice: “Vivir es sufrir. Sobrevivir es encontrarle sentido al sufrimiento”. Todos sufrimos, es una ley de la vida pues así como en la Tierra hay polvo en cada esquina, en la vida hay sufrimiento, sin embargo ¿cuánto luchamos por sobrevivir en una situación límite?, sólo en la medida en que tengamos una razón muy fuerte para ello.

Él encontró en sus peores momentos en pleno frío e intemperie que el fin último de la existencia humana era el amor, que si sobrevivía era por amor y su mayor aliciente en esos largos días de oscuridad y dolor era pensar y conversar imaginariamente con su amada esposa.

Es curioso, el amor por la vida es instintivo, sin embargo hay situaciones en las que hasta ese instinto se puede cortar y a cambio, comenzar a considerar el suicidio como una opción. Nos gusta vivir pero si llegara el caso de que esa vida no fuera gustosa ¿seguiría gustándonos vivir?, frente a esa cuestión no todos responden que sí.

Nunca olvidaré que en el momento en que leía la tragedia de hambre que sufría Frankl y sus compañeros yo sentía el aroma de la comida de alguna mesa cercana. Fue increíble la coincidencia, recuerdo que me quedé pensando unos minutos y entonces supe que yo nunca podría imaginar siquiera el hambre de los prisioneros del Holocausto, ni su dolor, ni su despojo de todo, hasta de su propio nombre, porque en cambio yo vivía en un paraíso bendito, en una época de amargo consumismo de cosas materiales, en una sociedad quejosa pero atiborrada de cosas, comida, afectos que incluso se da el lujo de despreciar y traicionar. Un micromundo occidental  (porque en mi noble país hay gente que sufre y sufre muchísimo) que por lo atiborrado duerme adormecido a sus anchas rasgándose las vestiduras por un día de ayuno que le pide su Fe porque es Semana Santa.

Qué lejos está la sociedad de los albores del siglo XXI del dolor que sufrieron sus abuelos y bisabuelos en la II Guerra Mundial, incluso algunos ni enterados están de que ocurrió catástrofe semejante. Qué anestesiados por la última noticia de la farándula o alguna otra información mal dada por los Medios o porque ya apareció el último ipad con más opciones de funcionalidad.

Se especula mucho, por ejemplo, sobre las razones que llevaron a  Su Santidad a renunciar, sin embargo, qué lejos están de admitir la única, sencilla y poderosa verdad que siempre corresponde a un sentido sobrenatural, que frente a la situación crítica que atraviesa Nuestra Iglesia la mejor forma de combatir ante aquella es con la decisión tomada por el Santo Padre, quien optó por dejar las formas del papado a una persona joven que por la edad y la fuerza no caerá en los manejos de ninguna burocracia; y en cambio él seguirá el consejo divino: “A esta clase de demonios no se los puede expulsar sino por medio de la oración y el ayuno” tal como subraya Carlos Caso Rosendi: “Y por eso a decidido dejar el día a día para ser un Papa que reza y ayuna en la soledad del claustro. La opción nuclear que nuestro enemigo más teme es la que Benedicto ha optado por usar”.

Qué difícil entender que si la Tierra no se desvía de su órbita, que si el techo de nuestras casas no caen sobre nuestras cabezas, que si hoy nos levantamos sanos y salvos, si se nos ocurrió una buena idea, si tenemos aliento para levantar algo es por Cristo, porque Él sostiene y es el equilibrio de todo cuanto existe; y qué difícil entender que si aún marcha el mundo aunque despedazándose moralmente es porque un ejército silencioso de ascetas reza y ayuna por cada pulsación de nuestros corazones. Qué difícil entender cuando se piensa que todo depende del más fuerte, del más notable, del más grande, del más brillante, cuando en realidad lo más pequeño, lo más silencio resulta ser el que sostiene todo y el más importante. Qué difícil entender porque lo que sólo se busca con la mirada humana lo que es divino.

Qué difícil entender que si oramos y ayunamos con intensidad habrá fuerzas para amar al prójimo con alegría, para obrar y hacer cosas grandiosas, para ser felices, para luchar y merecer la vida que se nos dio a cambio de nada. En suma, qué difícil entender eso que aprendió Victor Frankl en su dura experiencia de vida, que con muy poco se puede ser feliz si se tiene un sentido para sufrir y seguir amando la vida a pesar de todo.

“Benedicto se juega” por Carlos Caso-Rosendi:

http://casorosendi.com/espanol/136-benedicto-se-juega

 

 

Anuncios

Acerca de Mercedes M. Sarapura S.

Nací en Tarma/Perú en 1977, soy comunicadora social con estudios de maestría en Comunicación y Cultura. Me dedico a la docencia universitaria y últimamente al periodismo radial. La Literatura es uno de los grandes amores de mi vida, he escrito alguna novela inédita, cuentos infantiles y artículos de opinión que intento canalizar en este espacio que alterna entre la ficción y la no ficción.
Esta entrada fue publicada en Espiritualidad, Vida y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Con el alma desnuda

  1. Liliana dijo:

    Merceditas aqui en California los comentarios en la tv,periodicos fueron duros…duros con el Papa.
    No entienden, ni entenderan su sabia y humilde decision,como me han dolido tan malos comentarios.
    Vi la ultima misa que celebro el 1er dia de la cuaresma…super bella y emotiva.

    Bendiciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s