Los árboles de mi vida

Un duente en mi jardín - Victoria Ortega

Un duente en mi jardín – Victoria Ortega

Junto al umbral del mausoleo familiar, ahí donde está la tumba de mi abuela, hay un jacarandá. Aquel tiene la culpa de mi amor por los árboles. Me vio crecer y yo lo vi hacerse eterno.

Amo todos los tipos de árboles, especialmente los de troncos gruesos y ramas frondosas. Aquí en Lima los hay pequeños aunque por la avenida Garcilaso de la Vega he encontrado uno que cada vez que lo veo lo saludo con un grito del corazón. ¡Qué hermoso árbol, exclamo, y qué dirá de estar durante años entre el pavimento y el humo negro de la ciudad!

En Miraflores los hay parecidos al jacarandá, unos de flores anaranjadas, el flaboyan, sin duda o parecido a él y también hay otros más grandes y viejos por la avenida Arequipa. Las que menos me gustan son las palmeras, sin embargo igualmente soy feliz con ellas; y el bosque de olivos en san Isidro siempre me deja sin aliento. No me explico por qué no toda Lima es como el precioso Olivar ¡Qué secreto encerrarán los árboles con mi alma que mi razón no termina de entender, pero hay complicidad y encanto!

Hay algunas calles de Miraflores con árboles en las veredas, esas cuadras son mi jolgorio. Me detengo en las esquinas y me gusta contemplarlas por unos instantes, lo mismo hacía en Buenos Aires  frecuentemente, de hecho mi amor por esa ciudad fue a primera vista gracias a sus árboles. Otro lugar que me enamoró por sus casitas bucólicas, sus callecitas de piedra ¡y sus árboles! Fue Colonia del Sacramento en Uruguay. ¡Dios mío, yo quería quedarme a vivir en ese lugar!, me decían que de ahí todos los jóvenes salen volando a la capital y que sólo los viejos se quedan, ¡yo quería ser una vieja más!

En Santa Rosa de Ocopa, en Concepción, hay unos pinos que me dulcificaron el alma toda la vida. No he visto en otro lugar del Perú por el que yo he ido esos pinos con sus copiosas copas en punta, pero sí en Buenos Aires. Ocopa es la tierra de mis raíces y ha perpetuado en mis recuerdos su paisaje boscoso con una preciosa iglesia al frente y el convento de los franciscanos al costado izquierdo y su panteón a la derecha, donde descansa mi abuelo y su numerosa parentela.

Hace poco estuve en Quindío, Colombia, y quedé embebida entre las interminables extensiones de platanales que rodeaban la casa donde estuvimos. También en Pereira encontré árboles. Hoy que estaba por Pueblo Libre no me resistí y abracé un árbol mediano que estaba en un pequeño jardín sobre una vereda.

Según el libro “Árboles de Lima”, que fue publicado el año pasado, en esta ciudad hay 57 especies de árboles y catorce árboles originarios como la acasia, el ceibo, la ponciana entre otros más.

Me gustan de ellos su silencio sereno, su erguida dignidad, sus ramas extendidas que generosamente dan cabida a otras vidas, su sabia eternidad. En el bosque de bambúes que visitamos en Colombia en un momento dado el guía nos dijo: “Están ustedes frente al bambú más viejo de esta zona, que tiene alrededor de 200 años”. Debo confesar que amo los árboles.

 

Anuncios

Acerca de Mercedes M. Sarapura S.

Nací en Tarma/Perú en 1977, soy comunicadora social con estudios de maestría en Comunicación y Cultura. Me dedico a la docencia universitaria y últimamente al periodismo radial. La Literatura es uno de los grandes amores de mi vida, he escrito alguna novela inédita, cuentos infantiles y artículos de opinión que intento canalizar en este espacio que alterna entre la ficción y la no ficción.
Esta entrada fue publicada en Vivencias. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los árboles de mi vida

  1. Liliana dijo:

    No me vas a creer Merceditas ,en mi patio tengo un arbol inmenso de aguacate y otro de durazno, me encaaaanta agarrarlos a besos y abrazos…jajajaja.

    Un besito,mil bendiciones.

    • !!!Qué envidiable Lilianaa…!! 😀 … en mi jardín había dos arbustos de melocotones y otro de ciruelos.:). !!Pero qué bello lo tuyo y más si son árboles!!… Oh, por favor dales un abrazo grande por mí jaja Mil bendiciones y besos para ti. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s