Enferma de Amor por mi Amado del alma

La Piedad - Valero Vela

La Piedad – Valero Vela

“Os conjuro hijas de Jerusalén si encontráis a mi amado antes que yo, decidle que estoy enferma de amor” (Cantar de los cantares5,8)

“Sí, decidle que quiero obedecer y que mi lema puede ser éste: Cualquier cosa menos perder a Jesucristo”. La muchacha del Cantar de los cantares, dice el padre Villarroel, es el paradigma del alma cristiana.

La vida religiosa no consiste en ser buenos, dice el padre, porque igualmente buenos son muchos en el mundo, madres al cuidado de hijos enfermos, hombres que luchan por sus familias. “La bondad no es el supremo bien de todos, el supremo bien de todos siempre será el conocimiento de Jesucristo, siempre será un bien sobrenatural, siempre será la acogida de la Gracia que será dada para hacer eso que Dios quiere que hagamos”.

El ser bueno con un hijo mongólico no quiere decir que uno esté cerca de Dios; de Dios sólo se puede estar cerca si se acoge su espíritu. En la vida religiosa se está para acoger una bondad que te viene dada desde arriba, para hacer eso que Dios quiere que hagas en esta vida. Se amará de verdad a un hijo mongólico cuando se descubra que Jesucristo es quien te lo envía. Antes de todo amor en tu corazón debe de estar Él.

El amor de Jesús es un amor – respuesta. Somos nosotros quienes respondemos y es Él el que saca lo mejor de cada uno y de ahí que saca, a veces, personalidades tan brillantes que hasta rompen las reglas de la psicología, como Juan Pablo II, Juan XIII, etcétera.

Había dos hermanitas legas vascas que no sabían hablar castellano, cuenta el padre Villarrroel, que se habían dedicado toda la vida una al gallinero y la otra a la cocina. Eran ya muy ancianas y sin embargo, sus personalidades eran fuertes cuando ellas tendrían que estar amargadas y frustradas por su vida en el convento encerradas con una gallina y con una cocina para servir a otras que no las conocían. Sin embargo, era felices. Todo esto sólo es posible con el Espíritu Santo.

Una monjita de clausura le dijo un día: “Padre, yo soy cada día más feliz”. ¿Cómo se explica? U otras que dicen: “Si yo volvería a nacer volvería a ser monja”.

¿Qué distingue a tu Amado de los otros, Oh la más bella de las mujeres?¿Qué distingue a tu Amado de los otros para que así nos conjures? (Cantar de los cantares 5,8).

Si esas mujeres en un mundo tan reducido y deslucido son felices quiere decir que hay ‘algo más apetecible’ en este mundo que la mayoría desconoce.

¿En qué se distingue tu Amado de otros?, en que me hace feliz. La gente necesita el testimonio de felicidad en la vida de quienes creen, dice el padre Villarroel, así como él que se siente feliz y no se quisiera cambiar por nadie y que al final es la confirmación de esta alegría interior mejor prédica que la misma teología.

¿Cómo contar a alguien cómo es mi Amado?, eso solo lo cuenta la novia enamorada. Sólo desde el propio testimonio, desde la propia vida y experiencia, desde la situación en la que se vive. Mi amado me acompaña siempre, nunca me deja.

Cuéntale a los que tienes cerca tu vida, lo mal que te lo pasas pero al mismo tiempo de la luz interior que te resguarda.

A partir de una experiencia que el padre Villarroel vio de cerca de unos gitanos que se fueron detrás de un carismático evangélico, entendió algo importante. Se preguntaba ¿por qué?, y era pues que ellos les habían dado casa, comida pero nunca se les había hablado del Amado de su alma, cosa que el evangélico sí hizo, por eso se fueron tras de él. Dios es antes que el pan y el alfabeto, antes de curar una enfermedad. Primero hay que llevarlos al amor de verdad, al amor alimento del alma y ya después todos los bienes vendrán por añadidura.

Anuncios

Acerca de Mercedes M. Sarapura S.

Nací en Tarma/Perú en 1977, soy comunicadora social con estudios de maestría en Comunicación y Cultura. Me dedico a la docencia universitaria y últimamente al periodismo radial. La Literatura es uno de los grandes amores de mi vida, he escrito alguna novela inédita, cuentos infantiles y artículos de opinión que intento canalizar en este espacio que alterna entre la ficción y la no ficción.
Esta entrada fue publicada en Cantar de los Cantares, Espiritualidad y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s