Noticia de un alumbramiento

Niña bebé - Pity Salomón Sanz

Niña bebé – Pity Salomón Sanz

Los manicomios y los hospitales pueden ser los recintos más parecidos al infierno. Según entendí hoy, cuando muy temprano, me dispuse a leer el ensayo de María Vallejo – Nágera sobre el cielo y el infierno. Es un texto imperdible para los que se quieren enterar.

Entendí, por ejemplo, que allí hay dolor físico, sed, ardor y dolor, mucho dolor. Según el inquietante testimonio de un joven protestante, se siente dolor y el desgarramiento de nuestros miembros como si todavía se conservara el cuerpo. Este dato es interesante.

La angustia, el miedo, el odio, la amargura son sufrimientos morales – espirituales- fáciles de imaginar pues muchas veces imaginé solo con esas pasiones los horrores del infierno; pero resulta que también hay sensación de dolor físico. Madre mía. Entonces sí me asusté.

Nada tan concreto e ilustrativo como lo que pasa por los sentidos corporales. Aquel señor relataba lo que vio, porque él estuvo allí, en el infierno, y lo que dijo fue que sentía ahogos, sed, ardor, quemazón sobre su piel, sentía que lo desgarraban, lo estrangulaban y con todo, aún cuando deseaba la muerte, ¡no podía morir… porque ya estaba muerto!. No podía descansar ni dormir. Qué espanto.

Cuando niños estábamos más cerca de la verdad que siendo adultos. Los temores de la infancia no son solamente “cosa de niños”, son lo más parecido a la realidad.  En fin, esto como dato sobre el infierno.

La gente piensa, si hay Dios – Bueno no hay infierno; pero se equivoca, porque tampoco hay bondad sin justicia y lo justo es dejar al libre que marche si quiere marcharse lejos de Dios y lejos de Dios sólo hay todo eso. Dolor y locura.

Los manicomios y los hospitales son mejores que el infierno, porque en ellos hay esperanza. El mundo así como está es mejor que el infierno. Aquí hay amistad, hay sol, es posible sonreír, nunca falta el sueño. Aquí hay consuelo.

Aquí es posible bajarse un trozo de cielo a la Tierra si se quiere, tal como lo hizo hoy Antonnet que dio a luz a su primogénito. Hoy ella regaló a los que la queremos esperanza, porque traer un hijo al mundo es traer esperanza. No un problema más, no un hambriento más, sino Esperanza.

Lo que lleva a vivir la desesperanza y el infierno es la soberbia. Hay quienes dicen: “Es mi cuerpo y yo hago con él lo que me viene en gana”. A lo que vendría bien responder: ¿Tu Cuerpo?, ¿dónde lo conseguiste, quién te lo dio?, ¿cuánto pagaste por él, cómo te ganaste… ‘tu cuerpo’?

La altivez que lleva a sentirnos dueños de algo solo provoca una risa patética. ¿De qué somos realmente dueños?. “Mis riquezas”, “mis éxitos”, “mis diplomas”, “mi dinero”, “mis experiencias”, “mis conocimientos” y un largo etcétera.

En realidad, pienso que sólo podemos sentirnos dueños de lo que damos, del bien que seamos capaces de hacer. Hoy mi amiga dio a la luz de este mundo un trozo de esperanza. El día que Dios seque los vientres de todas las mujeres del mundo estaremos fritos, mientras tanto, no; aunque nosotros mismo intentemos secar esos vientres inútilmente. En cada alumbramiento Dios renueva su confianza y amor en nosotros como un desafío a nuestra arrogancia.

Anuncios

Acerca de Mercedes M. Sarapura S.

Nací en Tarma/Perú en 1977, soy comunicadora social con estudios de maestría en Comunicación y Cultura. Me dedico a la docencia universitaria y últimamente al periodismo radial. La Literatura es uno de los grandes amores de mi vida, he escrito alguna novela inédita, cuentos infantiles y artículos de opinión que intento canalizar en este espacio que alterna entre la ficción y la no ficción.
Esta entrada fue publicada en Vida y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s