Cuando las palabras se juntan

Hojas de otoño - Alfonso Bustos Toldos

Hojas de otoño – Alfonso Bustos Toldos

Sucede a veces que las palabras se acumulan en la esquina de un solo día como las hojas de otoño en el corredor. O dicho mejor, hay días en los que las palabras llegan todas repetidas.

Ayer abriendo la Biblia al azar leí un pasaje que decía con toda claridad que la oración y el ayuno eran lo primero. El mensaje del 25 último en Medjugorje fue: “Hijos míos, orad, orad y sólo orad hasta que vuestro corazón se abra a la fe (…)”

La noche de ese mismo día en Historia de un alma leí: “La oración ha hecho santos”. Por la tarde en el libro del médico Raymond Moody,  su interesante: Vida más allá de la vida cita a una mujer moribunda que pide a sus parientes que por favor dejen de orar por ella ya que por esa razón  aún no puede irse ¡y lo que quiere es irse!. ¡Vaya poder de la oración! La oración le puede mucho a Dios, pensé. En conclusión la palabra del día: Oración.

Una amiga llama para contarme que su hermano le reprocha diciéndole que es su religión la que no la deja avanzar. Un escritor español llegó a Lima a presentar un libro y en una entrevista dijo fehacientemente que la peor mentira de la historia de la humanidad habían sido las religiones. ¡Huyan de las religiones! Dice; a ver si pueden, digo.

Un periodista pro vida argumenta muy bien que atentar contra la vida de un niño es la acción humana más abominable y hasta demoníaca, aclara que lo demoniaco está antes de las religiones; supongo entonces que Dios también está antes que las religiones; sí, es así. Una chica en la televisión trata de explicar qué es la espiritualidad y señala que aquella más que andar rezando, es en primer lugar: conocerse a uno mismo. La palabra de este otro día: Religión.

Qué repelús se le tiene a la palabra religión. No se puede hablar del Diablo sin excusarse, queda mucho mejor ser un espiritual de oriente que un religioso cristiano de occidente. Es mucho más cómodo decir que se hace yoga a decir que se va a misa diaria. Lo primero es saludable; lo segundo es de fanáticos.

“Antes orar conócete a ti mismo”. Algo así como intenta primero arreglar la lavadora por tu cuenta y después anda donde el técnico que la hizo. Esto último le acaba de suceder a mi pobre tía. Menos mal que consultó con el experto y se salvó de comprar una nueva. Los otros ya le habían dado por perdida.

Es muy difícil ser religioso. Aquel helado d’onofrio sin parar cuyo eslogan dice que es para incomprendidos,  debería ser repartido para todos los cristianos practicantes, por ejemplo. Claro que hay religiones y religiones y tantas como ganas dieron de inventarse una mejor que el cristianismo. Supongo que es así porque siempre resultó muy difícil ser cristiano; es innegable incluso que no serlo otorga más libertades y hasta hace a la persona más ‘comprensiva’ y simpática. Todo esto por culpa de los cucufatos ‘sepulcros blanqueados’ que desde siempre nos hacen mala fama. El buen trigo está muy mezclado con la cizaña; pero también porque el Cristianismo es muy desafiante. Desafía constantemente a la Mentira.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de Mercedes M. Sarapura S.

Nací en Tarma/Perú en 1977, soy comunicadora social con estudios de maestría en Comunicación y Cultura. Me dedico a la docencia universitaria y últimamente al periodismo radial. La Literatura es uno de los grandes amores de mi vida, he escrito alguna novela inédita, cuentos infantiles y artículos de opinión que intento canalizar en este espacio que alterna entre la ficción y la no ficción.
Esta entrada fue publicada en Espiritualidad y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s