Fuentes de felicidad

Niñas con sombrero - Inés Rosal Valls Taberner

Niñas con sombrero – Inés Rosal Valls Taberner

¿Cómo se puede ser feliz sin la juventud que se nos va entre las grietas de las ‘líneas de expresión’?, ¡me encanta este eufemismo! ¿Cómo ser feliz sin ese irresistible ferrari 2013?, ¿cómo, sin ese empleo o… sin salud?, ¿cómo sin hacer ese MBA? O sin ese viaje, ¿cómo ser feliz sin ese proyecto…, sin esa persona?… la lista es larga.

La verdad es que se puede ser feliz sin nada… sin nada temporal ni material.  Una vez que leí esas líneas lo primero en lo que pensé es en si el mundo estará preparado para creer en semejante familiaridad.

Me explico, una de mis fuentes de felicidad ha sido siempre husmear en las cosas de Dios y hace un rato me encontré con una fascinante narración de Conchita, una de las niñas de las apariciones de Garabandal. Estas apariciones aún no cuentan con la aprobación oficial de la Iglesia, no obstante, se permite cierta difusión ya que no contradicen en nada a la Doctrina de la Iglesia y nuestra fe.

Leía que las niñas tenían un trato cercano con Nuestra Señora, que jugaba con ellas y les enseñaba que lo que Dios quiere de ellas y quizá de toda la gente común y corriente que vive en sus casas con sus familias y trabaja para subsistir, es que ofrezcan lo de cada momento, las pequeñas y grandes cosas de cada día, lo favorable y lo adverso, que vivan los sacramentos y oren continuamente; nada grande ni aparatoso, tan solo eso; y que la obediencia es camino seguro para la perfección. “En el corazón de aquellas niñas se unía el Cielo y la Tierra por el amor tan grande que fueron adquiriendo en el trato con la Señora”. (“Con voz de Madre” pp. 94)

Creer o reventar; pues todo parece indicar que la sencillez y el anonadamiento en grado sumo son irrefutables fuentes de felicidad. Y la fuente más grande de la felicidad, qué duda cabe, es la de la fe y solo es posible acercarse a ella con la humildad que sigue a un profundo desgarramiento en la vida, es decir, cuando ocurre en la vida personal de cada quien y en un momento dado una crisis que lo derribe de la nube más alta de su adormecedora soberbia.

Por otro lado, resulta significativo que estas apariciones se dieran dentro del marco del Concilio Vaticano II en que se ponderó el llamado universal a la santidad. Todos podemos y debemos aspirar a ser santos aunque dicho así puede sonar a utópico, ingenuo y demasiado pretencioso, cuando la santidad no es otra cosa que una sencillez que desarma. Conozco a personas así y seguramente estamos rodeados de humanos así, la más normal de las gentes, la más sana, la más sencilla, la más corriente y pequeña. Pero esa sencillez no viene de uno, no es mérito de nadie, sino que es de Dios. De nuestro lado, pobre y miserable, sólo hay que apretar el botón que dice: Hágase en mí. Fiat. Nuestra Señora también enseñó a esas niñas a “no tomar dramáticamente nada de lo que sucedía en sus vidas, pues todo estaba en sus manos amorosas” (“Con voz de Madre” pp. 94)

En fin, esa es una de las fuentes de felicidad, la fe, más bien la única fuente a la que se puede llegar a través de muchos caminos, unos más largos que otros pero qué duda cabe, que el del trato a María, Nuestra Madre, es el más corto.

 

Anuncios

Acerca de Mercedes M. Sarapura S.

Nací en Tarma/Perú en 1977, soy comunicadora social con estudios de maestría en Comunicación y Cultura. Me dedico a la docencia universitaria y últimamente al periodismo radial. La Literatura es uno de los grandes amores de mi vida, he escrito alguna novela inédita, cuentos infantiles y artículos de opinión que intento canalizar en este espacio que alterna entre la ficción y la no ficción.
Esta entrada fue publicada en Espiritualidad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s