El momento ideal no existe

Muchacha pegándole a una bolsa - Miguel Zicca

Muchacha pegándole a una bolsa – Miguel Zicca

Es curioso que varias de las grandes creaciones artísticas de la Historia se hayan hecho ahí cuando menos posibilidades tenían sus creadores. Dante escribía la Divina Comedia en una situación crítica y de pobreza, Cervantes escribió El Quijote cuando estaba en la cárcel mientras que Beethoven compuso la Novena Sinfonía habiéndose quedado sordo.

Como se ve, ninguno de estos genios pasaba por el mejor momento de sus vidas para decidirse a emprender semejantes proyectos. Esto prueba que el momento ideal no existe y que en la vida de cada tres decisiones que se tienen que tomar dos se toman dando un salto de fe.

Arriesgarse, a veces, es la mejor opción y en ocasiones, la única. Esperar el día ideal, el momento conveniente, tener la seguridad, tras un largo etcétera solo llevará a que pase el tren sin que lo hayamos abordado (pero ojo que esta no es una excusa para impulsivos y temerarios ya que todo extremo es vicioso). Las decisiones hay que pensarlas pero otra cosa es inventar excusas camuflándose el miedo en un exceso de prudencia.

Por ejemplo, miedo a emprender una empresa que en el fondo sabemos que puede resultar, miedo a salir a buscar empleo, miedo o pereza a tomar una decisión importante en la vida: la vocación o la elección de una profesión. Miedo a casarse sin antes ‘tenerlo todo para que no falte nada’. Miedo a casarse con la persona equivocada y de ahí que muchos terminen en convivencias inciertas que como todo matrimonio, de facto o no, deja secuelas y la triste fortuna de niños con padres separados, en fin, miedo a equivocarnos porque ahora más que nunca somos soberbios.

Si ya se tiene treinta y picos de años, se tiene novio o novia y resulta que es  una persona compatible, madura y que comparte los mismos valores que uno ¿a qué esperar? ¿A comprobar que aquella persona solo tenga esos cinco defectos y nada más? En esto hace falta la fe y no solo la fe en quien decimos amar sino en Dios.

El momento ideal no existe para emprender ninguna empresa ni la empresa más importante de nuestras vidas que es la familia. El momento ideal es hoy y ahora y solo exige un requisito: la fuerza de voluntad; para esto cabe preguntarse si somos empeñosos, perseverantes como lo fueron sin lugar a dudas mis tres ejemplos del principio: Dante, Cervantes y Beethoven. Es fácil imaginar que para sus circunstancias no fueron nada fáciles sus trabajos y tenían que contar con una granítica fuerza de voluntad y qué cosa curiosa que detrás de toda fuerza de voluntad hay un gran amor.

En la vida en todo momento hay que nadar en contracorriente – y más si se es cristiano- si se quiere ser un héroe como esos de nuestra infancia, como Batman (siempre me gustó Batman) o la Mujer Maravilla.

La fuerza de voluntad es importante para emprender cualquier empresa y es importante para comenzar un matrimonio y llegar a los  cincuenta o setenta años después como dos amorosos novios otoñales y se ejercita en poner un ladrillo al proyecto propio cada día, sin desmayar, llueva o granice, sea invierno o primavera hasta colocar la última piedra. Así sea pequeño, así sea imperceptible, así sea una locura, no bajar los brazos aunque ladren los perros. Y cuando hayamos concluido la misión una inmensa paz  desbordará el corazón con la satisfacción del trabajo bien hecho y terminado.

Anuncios

Acerca de Mercedes M. Sarapura S.

Nací en Tarma/Perú en 1977, soy comunicadora social con estudios de maestría en Comunicación y Cultura. Me dedico a la docencia universitaria y últimamente al periodismo radial. La Literatura es uno de los grandes amores de mi vida, he escrito alguna novela inédita, cuentos infantiles y artículos de opinión que intento canalizar en este espacio que alterna entre la ficción y la no ficción.
Esta entrada fue publicada en Familia/Maternidad, Vida y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s