Venturosa Navidad

Nacimiento - David Chávez Galdos

Nacimiento de Jesús – David Chávez Galdós

Navidad vendaval de emociones, de perdones, de ilusiones, de remisiones, de consuelos, de alivios compartidos, de cambio de recuerdos ingratos por la esperanza de una sonrisa. Bendita Navidad de alas gigantes… ¿De qué está hecha tu magia si no del Espíritu Divino que trasmite su Gracia y su Humor infantil, inocente, candoroso, puro y fuerte?

La alegría compartida entre creyentes y no creyentes, las luces oscilantes en calles y senderos, campos y ciudades, la sensación de desenlace global de historias y fatigas, se sostiene por ese halo dorado que traspasa lo inanimado y lo viviente, Espíritu que como en Aquel momento cubrió a la Virgen y la transformó en Madre de Dios, trocando las lagartijas en collares de esmeraldas como describe María Valtorta de aquella Luz que provenía de Nuestra Señora en el momento preciso de alumbrar a Nuestro Pequeño Monarca: “Cualquier piedra es un macizo de plata, cualquier agujero un brillar de ópalos, cualquier telaraña un precioso baldaquín tejido de plata y diamantes. Una lagartija que está entre dos piedras, parece un collar de esmeraldas que una reina dejara por allí;  y unos murciélagos que descansan parecen una hoguera preciosa de ónix. El heno que sale de la parte superior del pesebre, no es más hierba, es hilo de plata y plata pura que se balancea en el aire cual se mece una cabellera suelta”

Esa es la Luz de Dios que hoy como hace 2015 años transfigura lo material y toda miseria humana y perecedera como una antesala del Mundo Futuro donde la muerte y el sufrimiento no tendrán más lugar.

¡Qué gran ventura que Dios encuentre sus delicias entre las hazañas de los hombres!, ¡qué grande Misterio!, ¡jamás hubo mejor Primicia que aquella que los oídos de los pastores oyeron… ha nacido el Salvador del Mundo!

Y al calor de mi hogar, viendo a mi madre alistar la cena navideña, celebrando entre risas junto a tía en la afanosa tarea de envolver regalos… en medio de esa corriente cotidianidad alterada por aquel Espíritu Luminoso, revive la Fe, la Espera y el Amor como la novedad más grande que remeció la faz de la Tierra entre situaciones concretas y de las más naturales.

Una de ellas descubrir a mis sobrinos haciendo proezas y notar en estas su salvaguardada inocencia cada vez más dolorosamente extinguida entre los niños, su blanca sabiduría, su frescura y ganas de vivir. Me sorprendo verdaderamente TÍA hallándolos umbrales de porvenir, vigorosos pilares del futuro, hilarantes antorchas del presente. Su sinceridad, su transparencia, su enriquecedora corta experiencia, sus valores, sus talentos y el aliento de vida perdurable sobre la frente de mi sobrina que me hablan de la trascendencia de mi hermana cuya ausencia no la llena nadie, me conmueven el corazón y asombran.

Cuando era niña las portadoras de ese halo dorado, Espíritu Navideño, eran ellas, mis hermanas… hoy ausente una y ausente la otra contemplo a sus hijos maravillada. Me descubro adulta aunque incapaz de aportar algo a esos dos aguiluchos cuyas riquezas, como yo, las recibieron todas de ellas.

Mamá, papá, la tía, la nana, la abuela María, mis hermanas, mi hermano constituyeron mi mundo, fieles custodios del sendero por donde me encaminaba Dios para arrojarme luego a  sus propios Brazos. En fin, toda alegría navideña se las debo a ellos, toda fe, toda esperanza y aún esta alegría de ver a mis sobrinos aletear.

¡Feliz Navidad a todo aquel caminante que por la ruta de la vida  dé con este modesto blog!; y reciba de obsequio  el candor de mis sobrinos en el siguiente video que no hay regalo más bello de adultos a niños que la custodia de la nobleza de estos con el único afán de vigorizar sus almas y tiernos corazones.

Anuncios

Acerca de Mercedes M. Sarapura S.

Nací en Tarma/Perú en 1977, soy comunicadora social con estudios de maestría en Comunicación y Cultura. Me dedico a la docencia universitaria y últimamente al periodismo radial. La Literatura es uno de los grandes amores de mi vida, he escrito alguna novela inédita, cuentos infantiles y artículos de opinión que intento canalizar en este espacio que alterna entre la ficción y la no ficción.
Esta entrada fue publicada en Familia/Maternidad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s